Go to ...

Salto Noticias on YouTubeRSS Feed

Lácteos: Uruguay “compadrea” y traba ingreso de mercadería de Brasil


Por: Fabian Cambiaso

El gobierno decidió aplicar medidas “espejo” y revisará toda la agenda comercial bilateral tras las denuncias sobre “triangulación”.

Este miércoles de mañana, el gobierno recibió información de que algunos camiones con productos lácteos nacionales, particularmente queso, fueron detenidos en la frontera cuando pretendían ingresar a Brasil.

Se trató de la primera aplicación práctica de la decisión de ese país en cuanto a restringir las licencias de importación de ese tipo de productos de origen uruguayo.

Esta medida fue recibida con “sorpresa” y “estupor” por parte del Poder Ejecutivo. Esta que obedece a las acusaciones de “triangulación” que llegan desde Brasilia, en las que se señala que Uruguay importa leche de otro país, la procesa a nivel local y la vende como producto del Mercosur terminado en origen.

La restricción regiría hasta tanto Uruguay “demuestre” que produce toda la leche que exporta al país norteño.

Como respuesta, se decidió el mismo día generar una “medida espejo” y redoblar las inspecciones e intervenciones a las mercaderías procedentes de Brasil. Así, se le impidió la entrada a una serie de embarques que llegaban desde Brasil con destino al mercado local.

Una respuesta que no debe ser entendida como una “compadreada”, según graficó el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, sino que se trata de una señal para los productores nacionales frente a medidas que consideró irracionales.

” Y ante medidas irracionales, se toman medidas que hacen que se retome el camino correcto”, sostuvo Aguerre.

La respuesta, por lo pronto, parece haber rendido frutos.

“Hace unos minutos me informaron que los camiones pudieron pasar a Brasil”, expresó el ministro, tras lo cual Uruguay levantó su vez la contra medida.

Todo esto lo anunció Aguerra en conferencia de prensa, destinada a expresar la posición oficial sobre sobre un problema que amenaza a uno de los principales sectores productivos locales y que, además, complica la relación con uno de los socios comerciales fundamentales para el país.

La contramedida, según Aguerre, estuvo destinada a permitir la generación de un diálogo para destrabar la situación. El ministro consideró que Brasil está “invirtiendo la carga de la prueba” al obligar a Uruguay a demostrar que los lácteos que le envía son, efectivamente, producidos a nivel local.

De todas formas, ante la seguridad de que el vecino del norte seguirá prohibiendo su acceso, en el Poder Ejecutivo se piensa continuar e incluso aplicar otro tipo de medidas.

Este miércoles el presidente Tabaré Vázquez decidió convocar a todos los ministros que integran el Gabinete Productivo. El objetivo fue analizar y poner en discusión toda la agenda comercial bilateral con el gigante norteño.

Aguerre consideró además que la restricción de las licencias es contradictoria. Es que, según aseguró, en lo que va de este año Uruguay apenas lleva exportado a Brasil el 60% del volumen de los lácteos que envió a ese destino en el mismo período de 2016.

En ese marco, está sobre la mesa recurrir a organismos regionales e internacionales en materia comercial.

Aguerre, que dijo tener la convicción de que este diferendo se solucionará, agregó que si eso no sucede Uruguay pedirá activar el Mecanismo de Solución de Controversias previsto por el Mercosur.

“Esto es francamente violatorio de cualquier normativa comercial” dijo, por su parte, el canciller Rodolfo Nin Novoa, también presente en la conferencia aunque en un tono bastante menos medido que su colega.

“Corresponde que esto se dirima en el ámbito que se tiene que dirimir”, sostuvo el ministro, para el que el tema pasó a estar al tope de su agenda. 

“Si se analizan las cifras de comercio entre Uruguay y Brasil es imposible creer que se triangule leche para vender”, expresó Nin, desde el momento en que, mientras el país exporta 100 mil toneladas de leche entera y descremada, apenas importa 300 toneladas.

Otra acción que se analiza, incluso, es recurrir a una denuncia contra Brasil ante la Organización Internacional de Comercio.

La suspensión de una licencia automática de exportación de un país a otro es una acción fácilmente recurrible ante ese organismo, dijo Nin, y lo más probable es que en este caso es sea adversa para los intereses brasileños.

“Trabajaremos para solucionar este diferendo y se tomarán las medidas que sean necesarias para defender los intereses nacionales”, dijo. “Primero vamos a negociar y a dialogar”, aseguró.

Por las redes
Lo cierto es que el diferendo bilateral se produjo sin que existiera ningún tipo de comunicación oficial entre ambos países.

En el Palacio Santos, hasta este miércoles, no se recibió información por parte de Itamaraty.

La suspensión comenzó a ser aplicada luego que , en un video difundido en su cuenta de Twitter, el ministro de Ganadería de Brasil, Blairo Maggi, anunciara este lunes que suspendía la importación de productos lácteos uruguayos por tiempo indeterminado.

Lo hizo luego de recibir una demanda de la Federación Parlamentaria Agropecuaria de su país.

“Lo más grave es que se aplique una medida de restricción sin haber recibido formalmente alguna solicitud de información”, lamentó Aguerre al respecto.

“No hay nada oficial”, apuntó Nin. “Pero hay un hecho. Detuvieron un camión basados en un twitter”, dijo el canciller.

“Hoy había muy poca gente disponible” en Brasilia que atendiera las consultas uruguayas, admitió el canciller, que telefoneó de mañana a su colega Aloysio Nunes. “Estaba en Marruecos y no estaba informado sobre lo que pasaba”.

Tampoco fue posible una comunicación entre Aguerre y su par brasileño Maggi.

Más allá del impacto en que la medida aplicada desde este martes por Brasil tendrá en las exportaciones nacionales, en el Gobierno la preocupación radica además en los efectos que pueda tener fuera de la región.

El canciller Nin Novoa lo expresó con absoluta claridad, al considerar que este tipo de situaciones son un “inconveniente” para las negociaciones que el Mercosur mantiene con la Unión Europea en procura de firmar un tratado de libre comercio entre ambos bloques.

¿Vendetta?
Aguerre y Nin irán al Parlamento la próxima semana para exponer sobre las acciones que gobierno desplegará para solucionar este problema.

Fueron convocados por el Partido Nacional, que entiende que la medida brasileña “torpedea bajo la línea de flotación” a un sector que “venía en repechaje y que ahora pasa a estar en zona de no clasificación”, ironizó el diputado Alejandro Umpiérrez (Todos).

El legislador, presidente de la Comisión de Ganadería de la Cámara Baja, criticó la decisión de Brasilia por “unilateral, arbitraria e inconsulta”.

Más allá de considerar que la medida corresponde al “lobby” que ejercieron los productores brasileños sobre el gobierno de su país, Umpiérrez mencionó que Uruguay “no ha dado buenas señales” en los últimos tiempos en esa dirección.

El diputado interpretó que en el entorno de Michel Temer no deben haber caído bien las críticas que varios ministros uruguayos, en particular Ernesto Murro (Trabajo) realizaron sobre la reforma laboral proyectada en Brasil.

A eso se agrega, dijo, la entrada en vigencia, a partir del 1 de enero de 2018, del incremento en la tasa consular de importaciones, que elevará a 3% el gravamen que deberán tributar los productos brasileños que ingresen a Uruguay. La nueva tasa será tres veces mayor que la que se paga hoy.

Sector fundamental
Lo concreto es que las exportaciones de lácteos de Uruguay no mueve la aguja en Brasil, al representar apenas 0,6% de la producciòn interna de ese país.

Pero ese pequeño porcentaje para gigante norteño supone para Montevideo US$ 390 millones, la tercera parte de las ventas totales a ese destino.

El desequilibrio comercial está dado desde el momento en que ese mercado constituye, por lejos, el destino prioritario de las exportaciones del sector.

“Tenemos una dependencia muy fuerte del mercado brasileño”, había admitido el mes pasado ante el Parlamento. Una dependencia que se mantuvo en las últimas tres décadas, a pesar de diversos intentos de diversificación.

El principal fue el acuerdo firmado con Venezuela, que terminó en fracaso. Ese país nunca canceló los más de US$ 100 millones de compras de lácteos que realizó en los ùltimos años. Eso puso en jaque a los productores, que debieron ser asistidos por el gobierno.

El Poder Ejecutivo tuvo que, en la práctica, hacerse cargo de la deuda adelantándoles US$ 66 millones como parte de un préstamo.

Aún están pendientes los los otros US$ 39 millones de los negocios con Caracas. Una cifa equivalente al 10% del pasivo del sector.

El 75% de la producción uruguaya de lácteos se vende fuera de fronteras. En todo el país existen 3.800 productores, de las cuales unos 2.700 son remitentes, según cifras del Ministerio de Ganadería. El 83% dela producción está concentrada en el 40% de los productores mayores.

fuente : ecos.la

Loading Facebook Comments ...

Dejá un comentario

More Stories From Nacionales